Maestría sobre las emociones

 

La maestría sobre las emociones

Sharon M Koenig

Reflexiones sobre las lecciones de Los Ciclos del Alma, libro 1 y (2 en edición) 

La vida es inestable de por sí. Sólo Dios y Su presencia son estables y hasta ella misma (la experiencia de Su presencia) vacila debido a nuestras propias dudas.

No podemos dejarnos ir por los sentimientos, las emociones y los humores; tal como el mar que nunca está de la misma manera, vienen y van, inclusive aunque hayamos orado. Por eso se necesita el compromiso con nuestra verdad. A veces oramos y nos sentimos en el cielo, a veces no oramos y nos sentimos en el suelo, a veces sin embargo todo lo contrario sucede y nos preguntamos ¿Si he orado y soy fiel a ti, por qué me siento tan mal?  Esto le pasó a San Agustín  y también a Santa Teresa . Hay días, hay mañanas y hay noches… Luego todo pasa como la niebla que se levanta. Las oscilaciones son normales, es un mundo impernanente, nada es seguro ni estable, sólo Dios. No seas tan duro contigo mismo. No se puede pelear la marea. Lo importante es saber que quién observa , el TÚ VERDADERO, siempre está estable mirando detrás del velo del YO. El velo es también conocido como el ego. Es el encanto que nos hace olvidar que somos todos parte de Dios;  digo parte de Dios, no Dios mismo. Si piensas que eres Dios, pensarás que no necesitarás de Él  e igual es una trampa. Eres una gota que nada en Su mar, pero que sola se seca.

“Mi Dios sé que  soy más que estas emociones,  soy más que un cuerpo que siente, soy el que junto  a Ti  puede ver a través de estos ojos , un alma que no se puede  afectar por lo que ocurre en el exterior. Mi alma es eterna, porque es parte de Ti”

 

 

 

La aceptación es el resultado de poder ver en la oscuridad

 

Por Sharon M Koenig

La aceptación realmente es la clave de la liberación . Aceptar no es resignarse, todo lo contrario. ¿Cómo arreglar lo que ni siquiera podemos ver? Aceptar nuestros sentimientos, nuestras emociones, aceptar la situación en que nos encontramos totalmente con el regalo de la sabiduría de verla . Aceptar es ver las cosas como son, la negación es no querer ver, o ni siquiera poder ver. La negación es el arma principal del ego, mientras que la aceptación de lo que sea que estés viviendo es el golpe mortal al ego y el primer paso hacia la libertad.

La invitación más valiente es:  Dios te permito, te cedo el permiso (el libre albedrío) para que tomes control y dirijas junto a mi todas las áreas de mi vida, especialmente las que no quiero cederte, porque son esas precisamente  las que más miedo tengo de soltar y las que más dolor y sufrimiento me causan.

La luz comienza a brillar cuando aceptamos que solos no podemos caminar con el quinqué que se apaga y se agota , necesitamos la antorcha y el faro inagotable de nuestro Dios para iluminar nuestro eterno camino con Su sabiduría .


Dios

¿Quién soy, quién es Dios?

 

Usted explica en su libro Los Ciclos del Alma que somos una chispa Divina y parte de Dios, pero otros libros que leo me confunden cuando dicen que somos Dios. ¿Puede explicar un poco?

Gracias , es excelente pregunta. Es cierto, algunas lecciones utilizan el punto de vista de que somos Dios . No creo que lo hagan literalmente, pero personalmente  prefiero  ver esto de otra manera.  Es cierto somos parte de Dios, pero no somos Dios si eso implica que no necesitamos de EL para vivir. Por otro lado Dios también nos dio el libre albedrío y la capacidad de elegir, pero si no utilizamos este poder, si esperamos que Dios haga todo por nosotros nos convertimos en un pozo estancado. Sin embargo si utilizamos nuestro libre albedrío junto a su guía y elegimos seguir Sus instrucciones nos convertiremos en un hermoso cuerpo de agua que fluye de dinamismo. Somos la gota y Dios el océano, imposible no estar dentro de su Ser , estar compuesto de lo mismo y ser “Su imagen y semejanza”.   Pero la gota no es el océano , tampoco tiene Su fuerza (al menos no por mucho tiempo) si decide quedarse en la arena donde solo la secará el Sol. Entonces no, no soy Dios y dependo totalmente de Su sabiduría y guía en esta tierra, pero tampoco soy un entidad totalmente ajena y fuera de Él ya que nado en su Ser y  Él nada en mi ser y sentiré su fuerza siempre y cuando la invite y la permita .  Espero esta explicación ayude. Abrazos de Luz

Sharon M Koenig

 

Antídoto para una “triste navidad”

En el hemisferio norte el Solsticio de Invierno marca la época más oscura del año, literalmente . Puede causar problemas a los más vulnerables , lo que ya es visto por los aumentos en depresiones e infartos.  Por eso es tan importante la fuerza espiritual en este momento. Desde el principio las diferentes civilizaciones han tratado de contrarrestar la falta de luz física y espiritual celebrando esta época con despliegues de luz , espiritualidad y protección.

Muchas personas se sienten agobiadas al aproximarse las celebraciones que marcan el fin del año y preferirían que nada de esto ocurriera porque se enfrentan a una realidad que no es precisamente la que desean y prefieren que estos eventos transcurran lo más rápido posible. La Navidad es un detonante de lo que no hemos resuelto en nuestras vidas. Muchas veces esto ocurre cuando se tiene una personalidad melancólica, cuando se piensa que todo tiempo pasado fue mejor, tal vez porque estas fechas importantes se vivieron con personas queridas que ya no están, porque había más prosperidad o porque realmente, se ha pasado por un momento difícil, una pérdida , una mudanza, un desengaño.  Lo importante es saber que siempre se puede hacer un esfuerzo para sentirse mejor, y entender que vivir en el pasado sólo puede empañar tu presente . Sobre esto escribo en el  libro Los Ciclos del Alma: “Es mejor vivir plenamente un presente imperfecto , que vivir delirando sobre un pasado o un futuro imaginario.”

[leer más …]