Cómo reconocer el verdadero amor

Nos ha pasado a todos, nos hemos enamorado perdidamente de la persona equivocada. Lo que al principio lucía como una hermosa relación “color de rosa”, de pronto se torna en una verdadera pesadilla. Esto se debe a que el principio del ciclo del enamoramiento está guiado principalmente por las hormonas, creando como consecuencia que sólo veamos las cualidades positivas de la persona que creemos amar, con el inminente peligro de fabricar un ser perfecto, un ídolo imaginario. Al exagerar los atributos del otro, escondiendo sus obvios desperfectos, nos negamos a ver un ser integral con virtudes y defectos.

 

Al principio de la relación es también cuando silenciosamente llegamos a acuerdos con nuestra pareja y con nosotros mismos sobre lo que permitiremos o no en nuestra relación del futuro. Si sentimos ansiedad y pensamos que necesitamos demasiado a esta persona, estamos “apegados” y lo confundiremos con nuestra única fuente de seguridad y amor, colocando un filtro que difumine todos los problemas potenciales del otro, aceptando lo inaceptable y justificando los defectos hasta la inconsciencia.

 

Despertar del ensueño

Más allá del aspecto físico, del reconocimiento, del apellido o del estado económico de tu nueva pareja, pregunta:¿Ésta persona me respeta, se respeta a sí mismo, respeta a los demás, a sus padres, a sus compañeros, a sus jefes, a sus empleados? ¿Respeta la ley, las leyes de tránsito?¿Le habla con consideración al mesero? ¿Dirige su mirada de manera morbosa hacia las personas del sexo opuesto, hace comentarios de los atributos sexuales de otros, frente a ti? ¿Mantiene sus promesas? ¿Tiene otra relación? ¿Miente a los otros, habla mal de ellos? ¿Confías en él? ¿Bebe demasiado? ¿Discute por todo? ¿Es egocéntrico, sólo piensa en él? ¿Tiene un carácter demasiado fuerte? ¿Se desaparece sin justificación?

Nadie es perfecto pero no se pueden dejar pasar las señales obvias, ni ignorar las banderas rojas.

 

¿Cómo evitar un sufrimiento?

Antes que sientas que irremediablemente caes en el ciclo de la borrachera, del espejismo del enamoramiento, haz un esfuerzo, busca la lucidez hasta poder ver si esta persona es realmente una buena pareja para ti. El sexo, la atracción y el verdadero amor, no son sinónimos.

La capacidad de amarte a ti mismo junto a la oración a Dios: “No quiero nada, ni a nadie, que no sea la perfecta elección Tuya para mí”, seguida por: “Muéstrame lo que debo ver sobre esta relación”, serán tus verdaderos aliados a la hora de escoger. Otras preguntas que rompen con cualquier duda, son: ¿Puedo ser yo misma cuando estoy con esta persona?  Mi relación con esta persona ¿me aparta de Dios y mi propósito de vida o me acerca más a Él?

Recuerda, tienes derecho a tener una relación de amor y también a tener expectativas saludables, pues ellas demuestran nuestro amor propio. Es importante que sanamente esperemos respeto, compromiso, autenticidad y honestidad de la persona amada. Se necesita amar en el presente, no podemos cambiar a otros, ni tampoco enamorarnos de alguien con defectos que tratemos de disimular, pensando que con nosotros será diferente. La honestidad, la sinceridad y tu amor propio no son negociables.

No te ama verdaderamente quién no te valora, pero para poder reconocer tu valor, primero debes tener la habilidad de apreciar tu valor, tú misma .

Nota- En el libro Los ciclos del alma, abundo sobre el tema de la pareja y describo el propósito de la nueva pareja del milenio.

 

 

 

 


 

Comments

  1. aida moreno morante says:

    Conocer personas con el crecimiento espiritual que tu tienes, es un privilegio! Gracias por compartir tu experiencia y esos dones que indiscutiblemente Dios te dio! Tendre tu libro en mis manos a la brevedad! Bendiciones!!!

  2. Belen says:

    Excelente y me llega en el momento justo!!Aún así pienso que todos podemos cometer un error y tratar mal a alguien alguna vez o ser desconsiderados no hay mucas personas que sean armónicas todo el tiempo. También una debería considerar si UNA MISMA no tiene esos defectos pues quizás es una la que tiene que cambiar para encontrar su verdadero amor quizás puede ser que seamos nosotros mismas las que no hemos evolucionado lo suficiente somos lo que atraemos, si vemos demasiado de esto o de aquello en nuestra vida no será porque un poco somos así??? Somos 100% responsables de nuestras experiencias por lo que me parece un poco facilista decir es el otro quien no sirve, o sea culpar al otro, nadie llega de casualidad a nuestra vida y si entra es porque lo dejamos entrar verdad? Creo que es bueno que una también se analice para ver porqué atrae este tipo de sujetos si es así que los atrae.
    Me encanta tu blog es muy didáctico en el aprendizaje del alma!
    Besos y felicitaciones! Y que tengas el mejor 2012
    Belén

  3. Leticia says:

    Gracias por tus mensajes me llegaron al alma, es una Bendicion contar con estos mensajes y que seas una Persona tan llena de Dios.

  4. Sharon says:

    Saludos Belén,
    Gracias Belén un hermoso año 2012, lleno de nuevos horizontes para ti. Así es , en este artículo lo importante es poder reconocer el patrón tóxico ANTES de entrar en la relación, una vez apegada es más dificil reconocer esas cualidades potencialmente negativas, si no puedes verlas fuera de ti, muy dificil verlas dentro, menos cuando ya existe un apego. Precisamente la relación trabaja como un espejo para que puedas verlas y que trabajes con tus creencias. La relación es una maestra que te muestra lo que piensas de ti misma, eres responsable de amarte a ti misma, y de amar y tratar a otros con respeto, pero NO eres culpable de lo que otro decide decir, hacer o no hacer, sólo eres responsable por lo que permites en tu vida, y sí existen acciones en tu contra que no son negociables. La culpabilidad puede llevar a las personas a recibir abuso cuando piensan que ellas mismas han provocado, o han atraído al agresor y esto es muy peligroso. Entonces un balance, está bien observar tus patrones, conocerte a ti mismo y no ser tú el agresor, pero tampoco aceptar abuso pensando que es merecido, por una creencia errónea que te dice que tu mismo te lo has buscado, lo que puede ser preludio al maltrato. Cambia el pensamiento sobre ti misma, y cambiará tu relación. La lección más importante: ámate a ti misma, cuando lo haces no atacas a otros, pero tampoco permites que otras personas te ataquen a ti.

Escribe lo que piensas

*


*